viernes, 19 de septiembre de 2014

PORTUGAL: OPORTO Y AVEIRO



Preciosa ciudad Oporto.
La segunda vez que visité Portugal fue este año en mayo para ir a la ciudad del Duero.

Muy parecida a Lisboa en encanto, también me gustó mucho!

Salimos desde Madrid en un vuelo con Ryanair que nos costó 55€ por persona i/v.

Es una ciudad que para pasar un fin de semana está genial, se puede visitar tranquilamente sin tener que ir corriendo, nosotros estuvimos 3 días.

Mi primera impresión fue chocante porque al llegar a Oporto te das cuenta de que es una ciudad con mucha historia y todos sus edificios son antiguos (algunos abandonados) y al pasar por sus calles te viene un ligero olor a humedad (como a viejo), a parte de que Oporto es una ciudad bastante húmeda por el paso del río Duero.



QUÉ VER EN OPORTO:

Como en todo, hay sitios clave a los que vamos todo el mundo, y hay otros que vamos descubriendo nosotros mismos.

Librería Lello e Irmao. Es dónde se rodaron escenas de la película Harry Potter y está considerada la librería más bonita de Europa.
Dentro no se pueden hacer fotos, pero muy poca gente sabe que dejan hacer sólo entre semana y durante dos horas, de 8:00 a 10:00 de la mañana.



Es curioso, pero muchas de las Iglesias que tiene Oporto, tienen un bonito azulejo azul que las hace parecidas entre ellas.



Estación de tren de Oporto. Nos pareció preciosa, con ese azulejo tan característico, parecía como de película.


Sin duda, la parte más turística de la ciudad, es Ribeira. En ella es donde se concentra casi todo el turismo y restaurantes que miran al río Duero y al bonito Puente de Luis I.

Nosotros por las noches solíamos ir a Ribeira a cenar a cualquiera de sus restaurantes un buen pescadito con un vino verde (en Portugal el vino verde es como el blanco pero más dulce y espumoso).







Oporto es una ciudad que destaca por sus bodegas y sus rutas de vino, pero nosotros no fuimos porque no era lo que más nos llamaba. Las bodegas están en el pueblo de enfrente que se llama Vila Nova de Gaia y está cruzando el puente Luis I, así que andando en 10 minutos, se cruza al otro lado.
Desde este lado es bonito ver la ciudad de Oporto y si es al atardecer, mejor.


Si tenéis algún día más relajado y os apetece conocer algo fuera de Oporto, podéis visitar Aveiro.
Es un pueblecito que está a unos 40 minutos en tren. Nosotros lo cogimos en la estación por unos 4€ cada uno i/v y una vez allí cogimos un autobús que nos llevó a la playa de Costa Nova que destaca por sus casita de colores, súper bonitas!!






A pesar de que mucha gente piense que es una zona muy fría, fuimos a mitad de mayo y hacía mucho calor, unos 30º. Al ser clima húmedo, por las noches una chaquetita no venía mal.

Oporto, un gran descubrimiento!!

Buen fin de semana :)
























No hay comentarios:

Publicar un comentario